MINIMIZANDO RIESGOS – COMER PARA SANARNOS

Minimizando Riesgos – Comer para sanarnos
obesidad-revista-grupo-azul-salud

“2 de cada 10 argentinos son obesos y 6 de cada 10 tienen exceso de peso”. Lo revela la 3ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo que realiza cada 4 años el Ministerio de Salud. La información surge de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR).

El estudio revela que la propensión de la población adulta con kilos de más está en aumento. Esta realidad es preocupante porque tiene estrecha relación con la también creciente incidencia de enfermedades no transmisibles, que constituyen la primera causa de muerte en el país. Entre estas patologías se cuentan las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y la hipertensión.

Aunque si los índices corresponden a adultos, van en la misma dirección que los estudios que se realizaron en escolares en la ciudad de Córdoba (2009-2013)

La OMS (2011) declaró que la obesidad viene en aumento año a año y que es una verdadera epidemia global. “Hace falta un compromiso desde todos los ámbitos de la sociedad, tanto gubernamentales como no gubernamentales”, afirmó el secretario de Salud de Córdoba, D. Pizzi, y que: “implica que deben producirse cambios en el estilo de vid

a de la población”.

Sabemos que la salud y el buen funcionamiento de nuestro organismo, dependen de la nutrición y alimentación que tengamos durante la vida. En este artículo queremos presentar algunas pautas que nos pueden ayudar a comer rico y prevenir las enfermedades en cuestión.

Nos parece importante señalar la diferencia entre Alimentación y Nutrición. Parecieran significar lo mismo, pero son conceptos distintos.

La Alimentación nos permite tomar del medio que nos rodea, los alimentos de la dieta (de la boca para fuera) y La Nutrición es el conjunto de procesos que permiten que nuestro organismo utilice los nutrientes que contienen los alimentos para realizar sus funciones (de la boca para adentro).

Los alimentos son todos los productos naturales o industrializados que consumimos para cubrir una necesidad fisiológica (hambre).

obesidad-grupo-azul-salud-revista

Los nutrientes son sustancias que se encuentran dentro de los alim

entos y que el cuerpo necesita para realizar diferentes funciones y mantener la salud. Existen cinco tipos de nutrientes llamados: Proteínas, Grasas o Lípidos, Carbohidratos o Glúcidos, Vitaminas y Minerales

La Dra Nin aconseja elegir los platos que podemos preparar ayudándonos a cuidar la presentación y la combinación de colores .Para alimentarnos bien nos proporciona algunos consejos prácticos a la hora de preparar el menú:

Verduras y frutas

  • Disminuir la ingesta de grasas, hidratos de carbono simples y sal.
  • Aumentar el consumo de frutas y vegetales crudos. Se obtiene así, un mayor aporte de vitaminas, minerales, fibras, ácido fólico y antioxidantes. Cuidar que al menos de una fruta sea un cítrico, naranja, kiwi, frutilla o melón.
  • Frutas frescas
  • 3 o más porciones de hortalizas al día.
  • 1 porción cruda (ensalada), así se conservan todos los nutrientes y otra al vapor, o al horno, poco agua.
  • Que haya tomates, poseen una alta cantidad de antioxidantes.

Proteínas

  • Consumir al menos 1 vez por día carnes de pollo, pescado y especialmente vacuna o de cerdo magra ya que son la principalmente fuente de hierro, vitamina B12, potasio, fósforo, zinc y proteínas. Se puede sustituir la carne por huevo, queso magro.

Calcio

  • Consumir lácteos fortificados o no. Completar al menos 1000 mg por día, mas 2 vasos de leche o yogurt y 40 gs de queso untable, o ricota, o semillas de sésamo o almendras.
  • Los que no pueden consumir lácteos pueden comer alimentos alternativos: soja, almendras, polvo de semillas de sésamo molidas o alimentos enriquecidos en calcio.

Acido fólico

  • La cantidad necesaria es 200 a 400gs por día. Ingerir cada día 1 o 2: banana, ananá, hígado, levadura, germen de trigo, porotos, espinaca, tomate, espárragos, soja, lenteja.

Cereales

  • Los cereales (arroz, pasta, panes, cereales de desayuno) nos aportan hidratos de carbono. Comerlos de forma integral, por el aporte de fibra y nutrientes.
  • Legumbres 1 vez por semana. Son fuentes de hidratos de carbono de absorción lenta y de proteínas de gran cantidad, además de fibras, vitaminas y minerales.

Aceites:

  • Preferentemente de oliva crudo.

Azucares, dulces, y bebidas azucaradas:

  • Mínima cantidad, no tienen ningún nutriente.

Fibras:

  • Suficiente cantidad para asegurar una menor absorción de colesterol.(zanahoria, puerro, acelga, apio, berenjena, coliflor, chauchas verdes, brócoli, escarola, hinojo, espárragos, legumbres, avena arrollada)

Antioxidantes, ácidos grasos saludables:

  • Asegurar la ingesta de ácidos grasos omega 3, ayuda a disminuir los triglicéridos en la sangre, a reducir la grasa muscular, a mejorar la insulino-resistencia y las enfermedades inflamatorias. (pescados de agua fría: la caballa, salmón, atún, anchoas, bacalao, sardinas y trucha. Para obtener un buen nivel ácidos grasos es comer dos veces por semana pescado y una cucharadita por día de semillas molidas.

Tenemos a nuestro alcance la posibilidad de prevenir enfermedades graves a través del cuidado en la alimentación. Preparando comidas ricas y saludables, haciendo con atención las compras, (sin olvidar de pensar en los gustos de nuestros seres queridos y sus necesidades) ganamos en calidad y plenitud de vida.

Fuente: Nin Márquez María Inés “ El placer de elegir, para comer informados ( parte alimentaria) Editorial Ciudad Nueva 2013, Buenos Aires

Por Betiana L. González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by